miércoles, 27 de enero de 2010

New point of view.

Desde lo claro, desde mi nueva vida... Observo la tuya. Como transcurre, quienes te rodean, que te hace feliz, a quienes haces felices. Admiro como tu sonrisa no ha cambiado, como tus sentimientos si lo han hecho. Y me sigo preguntando, buscando motivos en un mar donde no los hay y donde nunca me los dirás.
Quizá, pasaran los años, te volveré a ver, y una pasión apagada se despierte en mi, pero sabiendo que no podría saciarse. Y hoy, que vivo en otro universo, que no es el que tu creaste para mi, me sigo preguntado, porque hice esa jugada; tu no ofrecías nada, tenias la partida ganada y yo te tiraba todas las cartas, y te lo hacia todo mas fácil
Compruebo que, entonces, contigo, el egoísmo no existía, por lo menos por mi parte. Yo daba todo y tu, ofrecías rayos y para mi eran el sol.

En estos días, que camino con los pies fuera de tu vida, que circulo por una carretera sin destino asegurado, puedo ver mejor el mundo que destruimos.
Me gustaría contarte, que hasta después de saber que no volverías, el diluvio pasaba por mis ojos; que aun vaciaba el baúl de imágenes tuyas en mi cabeza, recuperando las mejores para saber que fuiste verdad.
Aunque tal vez que esto que escribo no te importe, te parezca mero olvido y invalorable, o tal vez un poco pasado de raya, quiero que sepas que nunca fue así para mi. Que aunque no tengas motivos, acepte, acepto y aceptare que no me hayas acepto del todo.
No olvides nunca, que si hubo alguien que arriesgaba mucho, era yo; que si hubo alguien que te quería a su lado, era yo. Que si hubo alguien que te recuerdaba, era yo; que si hubo alguien que nunca te olvidara, era yo...

Que si hubo alguien que te amo…era yo.




No hay comentarios: