martes, 29 de noviembre de 2011

Una casualidad no del todo preparada para convertirse en su destino.



"Hermana, el amor no es un caso practico de penal.Si eliminas la culpabilidad, con el error de decir lo que sientes, no hay delito. No hay culpa, no hay cargos de consciencia; yo creo, y siempre creí, que un descargo, va mucho mas alla de las letras. A veces toca el corazon, y no tiene que ser estrictamente un indicio,o una prueba de que la oportunidad de volver sigue persistente. Quizá hasta te sirve de despedida. Quien dice, que podría venir bien una despedida sin decir adiós. de esas sin hablar. Que importa la dignidad, al ultimo, quiza es eso lo que él quería. Quizá hasta le sirve para cambiar, o mejor, para ser."

3 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Sí, al final qué más da eso de la dignidad. La vida y el amor se mueve de maneras muy misteriosas.

Besitos, hermosa. Gracias por tus bellas palabras en mi Siberia :)

┼ Sheila Tomé ┼ dijo...

Holaaa! andaba bastante perdida como hace un mes que no entro a blogger! medio tarde la devuelta del comentario pero bueno: NUNCA MEJOR DICHO, EXCELENTES PALABRAS...

Joaquin dijo...

Siempre sigo en silencio tu blog pero hoy no puedo evitar comentar, excelente amiga como siempre esta en especial. Mucha abogacia veo por ahi ajajaja