lunes, 7 de mayo de 2012

Despedida

Y las lagrimas volvieron, para ayudarme a escribir.
Volvieron, para inspirar estas manos.
Estábamos ahí, sentados frente a frente sin decir una palabra. Yo miraba por la ventana; no. No llovía, como hubiera sido una gris escena. Era pleno día soleado, y muchas parejas desayunaban sonrisas, otros estaría haciendo el amor a esa hora, o quizá despidiéndose para ir al trabajo. Mientras, yo y el no podíamos mirarnos. Todos empezaban el día. Nosotros acabamos de terminar el nuestro.
En mi cabeza, repasaba cada instante, el primer beso, las caricias, las cenas, las aventuras, las discusiones, mis imaginarios vestidos de novia; mis imaginarios hijos, en mi imaginaria casa. Eso se acaba, esas ilusiones las tendría que borrar.
Podría borrarlas?
Viviré para contarlo. Intentaba decirle con cada lagrima todo,. Ayer había parecido tan fácil tan claro lo que quería decirle... Pero no pude. Lo olvidé.
¿Como se escapa del tiempo? ¿como se escapa del tiempo para no hacernos viejos?.. para que no envejezcan nuestros sentimientos. Lo siento, no pude parar el tiempo. Ellos se congelaron, y yo no puedo hacer nada.
Se que algún día, el viento me hará entender, que en este momento, es necesario. Quizás el mismo tiempo traiga mi respuesta. Quizás hasta traiga amor.
Me hubiera gustada amarte por miles de años, pero es como intentar parar el mundo.
Se que hay mucho para ofrecer en este lugar, se que esta lleno de oportunidades, se que esta lleno de risas para comer. Se que no pude amarte.
Perdón.

1 comentario:

Miguel dijo...

Todo bloguero encontrará algún día al adecuado o será encontrado por él…