domingo, 6 de marzo de 2011

No es que tenga miedo, sino que es delicado,

"¿Porque llenas mi pena, con las palabras que sacaste , de ese unico lugar que tu conoces?
¿Porque cantas Aleluya cuando no significa nada para ti, porque cantas conmigo al fin?"Thanks, Demian.

Vivir tan lejos del lugar de donde diste tus primero pasos es medio fuerte, pero sin embargo, nada ha cambiado mi forma de caminar. Solo crezco, me adapto bien.
Ya aprendí algo. Crecer no es solo pagar las cuentas y cocinar para alimentarte a ti mismo. Significa aprender a respirar, saber que la gravedad es lo que te mantiene con los pies en la tierra, pero que nada ata tus pies a la tierra y tener ganas de correr y sonreír al mismo tiempo; pensando que, sin poder decir mas, todo lo que te rodea puede hacer de vos, un sueño.
¿Te cuento algo? Cuando te vuelva, cuando te conozca, cuando te despida, cuando tomemos el té, te lo haré ver. Pues bien, no puedo explicar como se siente, esto de tener puesto un pañuelo, que se llame libertad. Mi libertad, que trae aparejado, un "no me olvides" . 

Conoces mi Nombre, conoces mi Camino, me conoces un poquito mas y conoces donde me Encontraras. Ojala estuvieras aquí.

1 comentario:

eMiLiA dijo...

Me encantó.

Voy viviendo tu proceso de libertad palabra a palabra.

Y qué recibimiento con Ismael recitando de fondo. (suspiro)

Un abrazo!