martes, 22 de marzo de 2011

Cartas a un lunático Jupiterniano.

"Todavía hay un poco de tu sabor en mis labios; 
todavía queda un poco de tu voz en mis oídos;
 todavía quedo
 un poco de tu espíritu en mi habitación. 
Pero aun es difícil pensar, que esta sucediendo de verdad.
Muchos me enseñaron a volar, muchos me enseñaron a correr,
 pero esa no es la mejor manera de huir."

No hay comentarios: